Agua

Air Liquide suministra una amplia gama de productos, equipos y servicios para el tratamiento del agua  potable y residual.
Suministramos oxígeno y dióxido de carbono para mejorar los procesos y resultados en el tratamiento de las aguas residuales, para la reducción de la demanda química y bioquímica de oxígeno (DQO y DBO), la regulación de pH, el control de los compuestos orgánicos volátiles (COV) y la eliminación de olores. Las innovadoras y eficientes soluciones de Air Liquide ayudan a nuestros clientes a usar los recursos del agua de forma responsable, con tecnologías limpias que respetan el medio ambiente.
Air Liquide aplica su dilatada experiencia en el sector del tratamiento del agua para diseñar sistemas que satisfacen las diferentes necesidades de nuestros clientes, siempre poniendo la seguridad y el medio ambiente por delante. Innovamos para desarrollar soluciones a largo plazo para maximizar la eficiencia y la seguridad de las aplicaciones, a la vez que se minimizan los costes y la complejidad.

Tratamiento de aguas residuales con oxígeno

El oxígeno se emplea para mantener una actividad metabólica óptima en el lodo de las plantas de tratamiento de aguas residuales biológicas. El oxígeno es una solución de baja inversión para tratar los picos de carga y los problemas con los olores, así como para satisfacer normativas más restrictivas en materia de descarga, cuando la ventilación mecánica no puede lograr buenos resultados. Si aplicamos oxígeno en un tratamiento biológico, puede eliminarse el amoniaco mediante nitrificación, pueden desaparecer los problemas de espuma (foaming) y organismos filamentosos (bulking), y se pueden expeler los olores.

Gases 

Los siguientes gases industriales, suministrados por Air Liquide, se utilizan en su actividad y sus procesos. Contáctenos para ampliar información.

Tratamiento de aguas residuales con Ozono

El ozono se emplea en diferentes aplicaciones de agua potable y residual, como la desinfección y la eliminación de color, materia orgánica, DQO refractaria y microcontaminantes emergentes.

Remineralización con Dióxido de carbono

El dióxido de carbono se utiliza para conseguir un adecuado equilibrio calco-carbónico en aguas blandas o procedentes de osmosis inversas, formando bicarbonatos y obteniendo agua potable de óptima calidad. El dióxido de carbono también se puede utilizar para reducir la dureza de aguas incrustantes.

Gases

Los siguientes gases industriales, suministrados por Air Liquide, se utilizan en su actividad y sus procesos. Contáctenos para ampliar información.

Regulación del pH

El CO2 se emplea para la regulación del pH como alternativa a los ácidos minerales como el ácido sulfúrico, el ácido nítrico o el ácido clorhídrico. El CO2 es un gas inerte que se convierte en ácido carbónico una vez disuelto en agua. El uso de CO2 implica que no es necesario manipular productos ácidos (seguridad), ausencia de corrosión en la instalación (menores costes de mantenimiento), una regulación precisa (ahorro de floculantes) y ausencia de contaminación salina (cumplimiento de la normativa medioambiental). Usar dióxido de carbono para controlar el pH del agua es una forma segura de minimizar la exposición medioambiental y el riesgo de accidentes graves, en el caso del uso de ácidos fuertes

Gases

Los siguientes gases industriales, suministrados por Air Liquide, se utilizan en su actividad y sus procesos. Contáctenos para ampliar información.

Servicios

Les ofrecemos los siguientes servicios asociados

  • Gestión del gas
  • Apoyo local
  • Mejora del rendimiento del proceso
  • Servicios de emergencia (back-up) y temporales para el suministro de gases